Categoría Editorial

División en el empresariado

Esta semana se anunció de forma oficial la creación de una nueva organización representante de los empresarios. Estamos hablando de la Unión de Gremios del Perú, coalición que recoge importantes agremiaciones que anteriormente formaban parte de la CONFIEP como la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), la Asociación de Exportadores (ADEX), o la Cámara de Comercio de Lima (CCL). Según la información revelada por la prensa, los motivos que llevaron al quiebre de la otrora monolítica agremación empresarial son de caracter político.

¿Campaña del miedo?

Durante la última semana, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, Ricardo Márquez, se manifestó en contra respecto a la posibilidad de convocar a una Asamblea Constituyente, tal como el presidente electo Pedro Castillo indicó durante su campaña. Márquez declaró en una entrevista que la convocatoria a una Asamblea Constituyente causaría la pérdida de millones de puestos de trabajo en los próximos 5 años.

La discriminación y las empresas

Empezamos la semana con la terrible denuncia que la empresa de ventas de productos de oficina y útiles escolares, Tai Loy, cometió un grave acto de discriminación acusando de robo a una de sus clientes, basándose tan solo en el color de su piel. La agraviada había terminado las compras con su hijo menor y se estaba retirando, cuando sonaron las alarmas de la tienda. No importando que tuviera los recibos de sus compras, los empleados de la tienda la acusaron de robo, iniciaron una persecución y llamaron a la policía. La agraviada fue detenida y sometida a acoso policial: en la comisaría la desnudaron para revisar sus pertenencias. Luego de 3 horas fue dejada en libertad. Su único délito, tener la piel negra.

Desprotección laboral

Esta semana hemos encontrado que el Tribunal de Fiscalización Laboral ha emitido una resolución que permite a la empresas mineras acordar con sus trabajadores jornádas atípicas por encima de la jornada laboral máxima prevista por la constitución y los convenios internacionales, argumentando que la pandemia del COVID-19 es un evento atípico que justifica este tipo de jornadas laborales. Esta resolución abre una peligrosa puerta que puede terminar vulnerando el derecho a un trabajo adecuado para todos y todas las trabajadoras del país, no solo aquellos que se encuentren en el sector minero.

Inversión con regulación

Una de las más grandes tareas que el próximo gobierno deberá enfrentar es el proceso de recuperación económica y social del país, tras los estragos dejados por la pandemia del COVID-19. Aunque esta aún no termina, ya ha dejado un…

Llegó el momento del diálogo

La semana pasada ha estado marcada por el recuento de las actas electorales de la segunda vuelta y los intentos de parte de Fuerza Popular por judicializar el conteo de votos y desconocer los resultados. A pesar de sus intentos y el apoyo de los grandes estudios de abogados del país, la gran mayoría de los pedidos de nulidad habían sido rechazados, tanto por haberse presentado fuera del plazo, como por no presentar evidencia suficiente que ameritara la supresión de los votos.

En contra de la voluntad popular

El domingo 6 de junio cerca de 18 millones de peruanos fueron convocados para elegir al próximo presidente de la nación para los próximos 5 años. Al momento de escribir estas líneas, aún no se tenía el resultado final entre los dos contendores de la segunda vuelta: Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Con el 99.143% de actas contabilizadas, Castillo encabezaba el balotaje con una ventaja cercana a los 50 mil votos, o 0,5% de los votos válidos. Algo que la mayoría de expertos considera que no podría ser remontado por la candidata Fujimori en las actas pendientes de contabilizar.

Llegó el momento de un nuevo pacto social que incluya a los trabajadores y los pueblos indígenas

Este domingo los peruanos y peruanas elegiremos a nuestro próximo presidente o presidenta para los próximos cinco años. Esta elección se ha vuelto de transcendental importancia ya que la continuidad o no del modelo económico actual ha sido puesta en cuestión. Era esperable que se produjera una situación de este tipo, dado el impacto que ha tenido la pandemia del COVID-19 en nuestro país que se ha llevado la vida de más de 180 mil peruanos según el informe actualizado presentado por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) esta semana. En otras palabras, 1 de cada 200 peruanos ha fallecido producto de esta enfermedad desde que fue detectado el primer caso en marzo del año pasado. Este nivel de mortandad, que nos coloca nuevamente en el primer lugar a nivel global de muertes por habitantes, solo se puede explicar por el nivel de precariedad y desprotección al que nos veíamos sometidos una gran mayoría de peruanos bajo este sistema económico.

Temor al cambio

Las encuestas presidenciales publicadas durante el fin de semana dieron cuenta de que ha aumentado la brecha entre los dos candidatos, con Pedro Castillo de Perú Libre acercándose cada vez más a la Presidencia de la República. Esta situación está llevando a la desesperación al sector que no quiere que se realice ningún tipo de cambio en el modelo económico.

¿Silencio empresarial en segunda vuelta?

Terminada la segunda vuelta advertíamos que los resultados electorales colocarían al modelo económico imperante en nuestro país al centro del debate político. Un modelo que se sustenta en la promoción de la inversión privada sobre los derechos a la salud, la vida, y el trabajo de los peruanos y peruanas. Frente a este escenario, es esperable que los actores económicos que se benefician del estado actual de las cosas buscaran la forma de intervenir en el debate público para inclinarlo hacia sus intereses.