Juzgado de Lima tiene en sus manos demanda contra InRetail por concentración del mercado de farmacias

La demanda de amparo presentada hace más de dos años contra InRetail Pharma, del grupo Intercorp, por concentración del mercado de farmacias avanza lentamente. El grupo es propietario de las cadenas Mifarma, Inkafarma y las extintas boticas Arcángel, Fasa y BTL. Exfuncionarios públicos, abogados especializados en salud pública y pacientes iniciaron el proceso que argumenta la vulneración del derecho de acceso a la salud y el mandato constitucional que prohíbe prácticas monopólicas. El caso está en manos del 9° Juzgado Constitucional de Lima, a cargo del juez Juan Fidel Torres Tasso. La audiencia está programada para el próximo 2 de noviembre. Las empresas dicen que aún no han sido notificadas formalmente del proceso.

Desde 2018, se estima que más del 80% del mercado de boticas y farmacias se concentra en manos de InRetail Pharma, subsidiaria de Intercorp, el grupo económico propiedad del hombre más rico del Perú, Carlos Rodríguez Pastor. En enero de 2018, InRetail Pharma S.A. adquirió por US$ 591 millones el total de acciones de su principal competidor, Quicorp S.A., que agrupaba a Mifarma, Arcángel, Fasa y BTL. Esta compra —cuestionada en su momento por varias organizaciones de pacientes y autoridades del Estado— expuso en pandemia los potenciales riesgos de la concentración del mercado de farmacias: cientos de pacientes denunciaron el incremento de los precios de los medicamentos.

En julio de 2020, alertados por esta situación y en plena emergencia sanitaria, un grupo de ciudadanos, abogados de organizaciones de derechos humanos y exfuncionarios públicos —entre los que se encuentran la expresidenta del Consejo de Ministros. Mirtha Vásquez, y la excongresista Rocío Silva-Santisteban— presentaron una demanda de amparo contra InRetail Pharma S.A. y Quicorp S.A. solicitando declarar la nulidad de la compra venta porque consideraban que vulneraba el derecho a la salud.

Aunque la acción de amparo fue presentada hace más de dos años por mesa de partes virtual, los demandantes aún están a la espera de la audiencia del próximo 2 de noviembre, luego de que el juzgado postergara la que tenían programada para el pasado 12 de septiembre. El argumento del juez para esa reprogramación fue que las partes debían presentar la demanda de manera física. La medida —admitida por el Poder Judicial— se encuentra en manos del 9° Juzgado Constitucional de Lima, a cargo del juez Juan Fidel Torres Tasso.

La acción de amparo sostiene que la compra de las acciones de Quicorp por parte de InRetail se contrapone a lo establecido en la Constitución Política del Perú. El abogado experto en salud pública y uno de los demandantes, Mario Ríos, señala a OjoPúblico que dicho contrato plantea una amenaza al derecho de la salud reconocido en el artículo 2.1 de la Constitución, puesto que dificulta el acceso a medicamentos.

También firman la demanda María Narváez, directora ejecutiva de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh); Luis Lazo, coordinador nacional de la plataforma ciudadana Foro Salud; Saturnino Espinoza, padre de un niño con insuficiencia renal crónica terminal, y Sabino Pezo, paciente con diabetes avanzada.

Leer informe completo en OjoPúblico