Familias no reasentadas de Morococha exigen intervención del Ejecutivo ante resolución del Poder Judicial

Resolución el Poder Judicial también reconoce el derecho al libre tránsito de los pobladores, luego que la minera les cerrara el acceso a sus propias viviendas

Luego de casi un año desde que los pobladores de la antigua ciudad de Morococha presentaron una demanda de Habeas Corpus contra la minera Chinalco, el Poder Judicial les dio la razón y reconoce sus derechos constitucionales “a vivir dignamente, a su integridad moral, psíquica y física y al libre desarrollo y bienestar “. De esta manera, el juez contradijo lo esgrimido reiteradamente por la empresa minera Chinalco, que señalaba que eran merodeadores de la antigua Morococha e incluso personas ilegales que estarían viviendo a cuenta y riesgo propio. Asimismo, con dicha resolución el Poder Judicial también reconoce el derecho al libre tránsito de los pobladores, luego que la minera les cerrara el acceso a sus propias viviendas.

Cuando en el 2012 se inició el proceso de reasentamiento poblacional de la ciudad de Morococha, un grupo de familias no aceptaron las condiciones que daba la empresa para el traslado. Ahí empezó el problema para este grupo poblacional que incluso fue acusado de ilegales y tuvo, durante este tiempo, convivir con la hostilidad de la minera. Para el Dr. Carlos Castro, asesor legal de los pobladores, con la resolución del Poder Judicial se le devolvió los derechos a este grupo poblacional. Incluso resaltó que el juez constato el estado en que vivían los pobladores que se negaron al traslado.

El pasado 26 de noviembre, representantes de la población organizada de Morococha acudieron a la PCM a dejar una carta a la Primera Ministra, Mirtha Vásquez, solicitándole reciban a la delegación de Morococha a fin de tratar sobre el restablecimiento de los servicios básicos (salud, educación, y otros), la culminación del reasentamiento, el convenio marco, y sobre la implementación de un plan alternativo al desarrollo de las poblaciones de los distritos de Morococha y Yauli. También se incorporaría la demanda para que se institucionalice el monitoreo y la vigilancia ambiental del territorio con la participación autónoma y protagónica de las comunidades y centros poblados de dichos distritos.

Fuente: Red Muqui