Caída global de las redes de Mark Zuckeberg: Facebook, WhatsApp e Instagram estuvieron desconectados durante horas

Colapso del monopolio informático afectó la comunicación de millones de personas en todo el mundo incluyendo nuestro país

Las redes sociales de propiedad del multimillonario Mark Zuckerberg estuvieron desconectadas de la internet por más de seis horas, lo que afectó a más de 3 500 millones de usuarios en todo el mundo. Hasta el momento se desconocen las razones que causaron el apagón informático, que tuvo que ser resuelto con el envío de un grupo de técnicos a un centro de datos en California para restablecer de forma manual los servidores de la compañía.

El apagón de la compañía se produjo al día siguiente de las revelaciones de una exempleada, Fances Haugen, que ha declarado públicamente que Facebook antepone sus beneficios a la seguridad de sus usuarios. Según su testimonio "Facebook sabe que el contenido que provoca una reacción extrema es más probable que logre un clic, un comentario, o que alguien lo comparta", lo que lleva a que menores de edad estén expuestos a contenido que promueve males como la anorexia, o promover la discriminación o violencia étnica. También indicó que plataformas como Instagram funcionan como el tabaco entre los menores de edad: la compañía promueve hábitos negativos, para que estos se enganchen. "Los líderes de la compañía saben como hacer que Facebook e Instagram sean más seguros, pero no harán los cambios necesarios porque anteponen sus beneficios astronómicos a la gente" indicó.

Estos sucesos han puesto nuevamente el debate sobre si el gobierno de los Estados Unidos debe permitir que una sola compañía informática concentre tanto dominio en el mercado informático. La congresista demócrata, Alexandra Ocasio Cortéz, se mostró a favor de "quebrar la compañía" indicando que la "misión monopolista de Facebook para poseer, copiar y destruir toda plataforma de la competencia tiene efectos destructivos en las sociedades libres y democráticas". En ese sentido, recordó que WhatsApp no fue una creación de dicha compañía, sino que tuvo éxito de forma independiente y fue adquirida luego por Facebook. En su postura, las entidades reguladoras debieron evitar la adquisición de empresas de la competencia como lo era en su momento Instagram.

Nuestro país no fue ajeno a la debacle de las redes sociales de Facebook. Lo más grave ha sido la afectación en el sector educativo, ya que muchos profesores, padres de familia y alumnos utilizan estos medios de comunicación para reforzar la educación remota. Se estima que cerca de 1,5 millones de hogares en el país utilizan WhatsApp para este fin. “En ámbitos rurales donde no hay conectividad, lo que hacen los docentes es transmitir las clases o audios de Aprendo en casa a través de WhatsApp, así llegan a comunidades rurales en donde se retransmiten los contenidos por altoparlantes. Al caerse WhatsApp, esa retransmisión también se ve afectada”, lamentó José Carlos Vera, exdirector de gestión descentralizada del Ministerio de Educación.

Fuente: Agencia Andina, El Comercio, Rolling Stone, Gestión